Frutoterapia, sus propiedades Curativas.

Una de estas fórmulas que utilizaban las abuelas heredadas a su vez de sus antepasados, para aliviar las dolencias y mantener la buena salud de su familia, vuelve ahora a cobrar vigencia.

Se trata de la frutoterapia, reconocida como ciencia desde 1992 y definida por su investigador, el santandereano, Albert Ronald Morales Sierra, como:
la única ciencia en la que el paciente se cura comiendo frutas.

Frutoterapia

No en vano la inquietud por esta ciencia, surgió en la vida de Morales Sierra desde su infancia, cuando en su casa le aplicaban limón para calmar la fiebre o desinfectar una herida La pregunta, entonces, fue: qué propiedades hacen que el limón sea tan útil?

Años después, graduado en bioquímica, Morales se dio a la tarea de descubrir los saludables secretos que esconden los colores, las formas y los sabores de las frutas.

El proyecto fue aprobado por las Organización de las Naciones Unidas (ONU) y con un equipo de cinco antropólogos y dos paleontólogos se inició hace 27 años la recolección y comprobación de los usos y aplicaciones de las frutas, con base en las experiencias vividas en antiguas culturas como la caldea, la egipcia y la hebrea.

La frutoterapia no se trata de consumir frutas en cantidades y sin distinción

El consumo debe ser equilibrado y se deben tener en cuenta algunas recomendaciones: Las frutas no deben comerse durante las comidas, sino antes o después y con un ciclo específico. Si las comidas son dulces se comerán una hora antes. Si son alimentos de sal, entonces será tres horas después.

Para el desayuno se recomiendan las frutas ácidas como naranja, piña, uva y maracuyá. Al almuerzo las elegidas deben ser las proteicas o ricas en grasa como aguacate (palta), almendras, nueces y chontaduro (estas grasas no producen obesidad y ayudan al buen funcionamiento celular).

En la noche el turno es para las frutas dulces como papaya, pitaya, manzana, pera, curuba y guanábana esta última libera al organismo de las sustancias negativas que se consuman durante el día.

Al licuar las frutas son pocas las propiedades que se pierden, lo grave es añadirles azúcar ya que los sulfitos y los fosforizados que este contiene, destruyen las sustancias nutritivas y terapéuticas. Un ejemplo son los jugos industrializados que durante los procesos a que son sometidos pierden el noventa por ciento de esas sustancias , dice el bioquímico.

Si desea endulzar es recomendable hacerlo con miel de abejas pura o con panela (entre más naturales mejor).

Cuidado con las mezclas que se hagan entre ellas y con otros alimentos

Las frutas dulces se pueden mezclar entre sí, excepto la patilla. Mientras que las ácidas no se deben consumir con otros alimentos. Y de las semiácidas solo algunas son compatibles con leche como el tomate de árbol, la curuba, el lulo, la fresa, la frambuesa, el mango, el albaricoque y el durazno.

La patilla o sandía es una fruta capaz de regular el sistema renal, pero es altamente tóxica. Al abrirse y estar en contacto con el oxígeno adquiere un uno por ciento de arsénico, que mezclado con otra fruta, leche o licor puede llegar al tres por ciento. Además de su alta toxicidad, el arsénico ataca primero el corazón y aumenta el riesgo de infarto.

La piña es desparasitadora y rica en calcio, altamente recomendada para la osteoporosis porque además de aumentar el contenido cálcico en los huesos ayuda a fijarlo. Sin embargo, según las pruebas realizadas en laboratorio el ácido de la piña mezclado con ácidos lácteos genera un tóxico , afirma Morales.

Calificada como la fruta sin sabor por algunos de sus detractores, el melón es de las más reguladoras del aparato digestivo.Pero no es compatible con leche ni frutas ácidas.

Además debe consumirse en las mañanas o al mediodía, puesto que en la noche tiene el efecto contrario. A propósito -cuenta Morales- en Arabia dicen que el melón en la mañana es oro, al medio día plata y en la noche mata .

Propiedades curativas que tienen algunas frutas

Banano (Fruta del sistema nervioso o de la felicidad ):
tiene neurotransmisor que estabiliza la serotonina causante del acelere (cuando se eleva) ó de la depresión (cuando se baja).
Además, controla y ayuda a restaurar el sistema nervioso central.

Borojó: Si bien, no contiene sustancias afrodisíacas, desinflama los testículos y los ovarios, lo cual facilita el funcionamiento sexual.

Breva:
(fruta de la mujer) Previene problemas de quistes y cáncer de mama, útero y ovarios. Protege la capa de colágeno. Fortalece las fibrinas de elastina y el cabello. Controla los cólicos menstruales.

Además, incrementa la producción de estrógenos y ayuda a fijar el calcio en los huesos. Para la osteoporosis, se recomienda tomar, preventivamente, uno o dos vasos de jugo al mes, licuado con cáscara en leche y endulzado con miel.

Chachafruto:
(Fruta de la eterna juventud):
Por sus altos contenidos de alfa 3 y omega 3 (complejos antioxidantes), conserva la vida mientras se está vivo e incluso después de muerto, porque no deja que las sustancias descompongan el organismo.
El mayor ejemplo de sus propiedades son las momias de San Bernardo (Cundinamarca)Propiedades similares se atribuyen al mangostán y la feijoa.

Chontaduro:
No es afrodisíaca, pero se aproxima, especialmente cuando se consume con miel o panela.

Durazno y ciruela
(Frutas de la digestión): Regularizan el sistema digestivo y armonizan el endocrino.

Granadilla
(Fruta pediátrica) Tiene una carga de proteína alta y activa la inmunización. Ayuda al crecimiento.

Mamoncillo
(Fruta de la adicción): Ayuda a curar los riñones y mejora el sistema renal.

Mandarina
(Fruta ecológica): arrastra el plomo y los metales que reciba el organismo por contaminación ambiental.

Maracuyá — Parchita
(Fruta de la pasión): Tiene el doble poder de despertar o mitigar el deseo sexual.
Todo depende de como se consuma. Cocinada con cáscara por cuatro minutos antes de licuarse, enciende la pasión. Ingiriendo el jugo sin cocinar produce impotencia y frigidez.

Mora, lulo y tomate de árbol
(Frutas de la tensión): Regulan los problemas de tensión. La mora es ideal para personas con baja de tensión. El lulo y el tomate de árbol, para quienes la tienen alta.

Pera (Fruta del hombre): Ayuda con los problemas de próstata.

Piña
(Fruta desparasitaria): Consumiendo un vaso de jugo de piña durante 10 mañanas una hora antes del desayuno se limpia el organismo de parásitos.

Sapote: Revitaliza el cabello y la almendra de la pepa tiene una sustancia que sirve contra la leucemia.

Uchuva
(Fruta de los ojos y de la diabetes):
Diluye terijios y cataratas.
Mejora la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. Además, según la dosis, baja o sube el azúcar en la sangre. fuente: eltiempo.com

MAS INFO:
http://buenasiembra.blogspot.it/2015/05/informe-sobre-las-frutas-y-como-comerlas.html

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s