Aceite de oliva, propiedades nutricionales y beneficios

El aceite de oliva virgen extra es un aliado para nuestra salud. El AOVE se obtiene a partir del fruto del árbol del olivo: las aceitunas u olivas, por diferentes medios de extracción. Podemos contribuir a tener una buena salud aprovechando las propiedades nutricionales del aceite de oliva virgen extra, AOVE, incluyéndolo en nuestra dieta habitual en cantidades moderadas.

Podemos encontrar muchos tipos y marcas de aceite de oliva, pero si queremos contribuir de una forma positiva a nuestra salud debemos optar por aceites de oliva virgen extra, ecológicos y de presión en frío para que conserven todas sus propiedades. El aceite de oliva que no sea virgen extra se ha obtenido por procesos químicos, por aplicación de calor y está refinado, por lo tanto no es una buena elección y no va a tener el efecto en la salud que deseamos.

El aceite de oliva virgen extra es, después del aceite de coco, el mejor aceite que podemos usar para cocinar al ser resistente a altas temperaturas.

Valor nutricional del aceite de oliva virgen extra y principios activos
El aceite de oliva virgen extra está compuesto totalmente por grasa, lípidos. Su contenido en proteína vegetal o carbohidratos es prácticamente nulo.

Esta grasa es principalmente de tipo insaturada (de origen vegetal, igual que la grasa del aguacate o palta) y es rica en ácidos grasos esenciales como el ácido oleico (omega 9), linoleico (omega 6) y linolénico (omega 3).

En cuanto al aporte de micronutrientes como vitaminas, el AOVE nos aporta vitaminas liposolubles, siendo rico en vitamina A (β- carotenos) y vitamina E o tocoferol. Además el aceite de oliva virgen extra cuenta con compuestos como los fitosteroles y polifenoles (entre los que se encuentran los lignanos).

El valor calórico del aceite de oliva es de 890 kcal por cada 100 gramos.

El AOVE tiene acción antiinflamatoria, antitumoral, antitrombótica, antioxidante, antibacteriana, hipoglucemiante, cardioprotectora, antidiabética y hepatoprotectora.

El principio activo mejor valorado del AOVE es el ácido oleico. En estudios llevados a cabo, el ácido oleico fue capaz de reducir los niveles del gen Her2, asociado al cáncer de mama.

Aceite de oliva, propiedades nutricionales y beneficios

beneficios aceite oliva:
En estudios llevados a cabo acerca del impacto del AOVE sobre la proliferación de células cancerosas, se vio una relación entre el consumo moderado de aceite de oliva virgen extra y la inhibición de ciertos tipos de cánceres, en concreto el cáncer de mama y el de colon.

Un consumo moderado de AOVE, junto con una dieta saludable basada en frutas y verduras de temporada, puede ser primordial para prevenir los casos de cáncer, enfermedades cardiovasculares (que son la primera causa de mortalidad en el mundo) y el envejecimiento prematuro.

El AOVE reduce la inflamación de las articulaciones. Por eso resulta de gran beneficio para ayudar a prevenir el desarro de la artritis reumatoide o para mejorar su estado en las personas que la padecen.

El riesgo de padecer problemas circulatorios en las piernas se puede ver reducido gracias al consumo habitual de aceite de oliva virgen extra.

Ensayos realizados en personas diabéticas se ha podido observar el impacto positivo del consumo de AOVE al reducir en un 44% el riesgo de padecer retinopatía, causante de la ceguera en diabéticos.

El aceite de oliva virgen extra introducido en las comidas, puede reducir los picos de azúcar en sangre en las personas con diabetes tipo I, algo que no ocurre cuando se incluyen otras grasas (como por ejemplo mantequilla).

El AOVE es beneficioso para el hígado graso.

El aceite de oliva virgen extra contribuye a que tengamos unos niveles saludables de colesterol en sangre.

Otro estudio de PREDIMED (prevención por dieta mediterránea) concluyó que una dieta mediterránea con aceite de oliva virgen extra puede reducir en un 30% el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares como infarto o ictus.

El aceite de oliva virgen extra contribuye a normalizar la presión arterial.

Puede mejorar los casos de acidez gástrica.

El AOVE mejora la mineralización de los huesos, algo especialmente durante las etapas de crecimiento y tras la menopausia.

El consumo diario de AOVE se podría enmarcar en unas 3 a 6 cucharadas diarias, dependiendo de las necesidades calóricas de cada persona.

El AOVE puede reducir los daños cognitivos comunes durante la vejez.

MAS INFO: http://buenasiembra.blogspot.com.ar/2010/05/el-aceite-de-oliva-un-liquido-muy.html

http://www.isciii.es/ISCIII/es/contenidos/fd-el-instituto/fd-comunicacion/fd-noticias/PREDIMED-2013.pdf

http://comunicacion.us.es/canal-ciencia/el-aceite-de-oliva-virgen-extra-disminuye-la-inflamacion-de-las-articulaciones

http://tauja.ujaen.es/bitstream/10953.1/1326/1/TFG_Gonz%C3%A1lezMoreno,Israel.pdf

Anuncios