A los 96 años, la marihuana (aceite) me cambió la vida.

Su hija Alejandra relata escenas del infierno que vivía “Choché” hasta su contacto con la planta de cannabis: “Estaba en silla de ruedas y dormía con almohadones. Si ella hubiera seguido con la medicación que estaba, hubiera muerto o se hubiera desconectado, se hubiera muerto en vida. Con el aceite mejoró su físico y su estado de ánimo, su humor, volvió a socializar”.

Seguir leyendo

Anuncios